Eco is the new Chic.


Mermelada casera. Hecho a mano, delicioso y ecofirendly!

Si, si. Lo eco está de moda. Y es que no hay nada como gritarle al mundo que le amas tanto como a tu pareja.

Mini-Cactus. Los plantas, los regalas y florecen!

Un papel con semillas (personalizable) que puedes plantar. ¡Haz que tu mensaje florezca!

Jabón de té hecho a mano con presentación de bolsita de té.Mini-Cactus. Los plantas, los regalas y florecen!

Estrenamos la sección Eco is the new Chic con algunas ideas eco para los regalos para los invitados: bonitos, verdes y originales. Os seguiremos sorprendiendo con invitaciones, decoración, y muchas otras cositas verdes! 

Un abrazo,

Mar

Anuncios

Invitaciones con lazo


Les Cocons ya nos conquistó con sus fabulosos tocados, así que en cuanto Elvira me dijo que David Sierra era un must, ni me lo pensé. Entré en su blog y me dije… ¡¡aquí hay talento!! Y un post. Mucho talento para tan poco post.

Esta invitación me parece preciosa, dos acetatos transparentes que debes superponer para poder leer el texto completo.

El abanico de posibilidades que puede ofrecer este chico se abre en cuanto exploras más allá de la sección invitaciones de boda, porque toda la cartelería, ilustraciones y diseños que presenta están llenos de mágia y romanticismo, con millones de lazadas entrelazadas que son una maravilla y que consiguen hacer volar la imaginación… os dejo unos cuantos ejemplos y os confieso que mi favorito es el que sigue…

Pero, sin duda, hay que decir que invitación con las cubiertas de madera impresa con litografía y el interior desplegable lleno de color es sencillamente E S P E C T A C U L A R,  con todas las letras, y en mayúsculas.

 

Y como a mí me gusta: hecho a mano y con amor. Y para los escépticos: aquí están las fotos del making of… 

 Estoy encantada con el nuevo desubrimiento. Un abrazo,

Mar

Aniversario de Papel.


La tradición dice que fue en la Alemania Medieval dónde todo empezó. Se regalaba a la novia una corona de plata cuando cumplía 25 años de casada, y una de oro cuando la pareja llegaba a los 50.

Esta costumbre se ha extendido por todo el mundo a lo largo y a lo ancho. A lo largo porque ya no se regalan coronas (menos mal… porque no las íbamos a usar nunca!), sino que puede ser cualquier objeto hecho del material que toque; y a lo ancho porque ya no sólo existen regalos tradicionales para el 25 y el 50 aniversario, sino que hay una flamante lista de materiales para cada año cumplido.

Empezaremos por el principio… por el primero, mejor dicho: El Aniversario de papel.

Me encanta este aniversario en particular por la creatividad que exige realizar un buen regalo hecho de papel.

Las primeras ideas son más típicas: un libro, unas entradas para un concierto, un periódico del día de vuestra boda, unos vales., un póster o una lámina de su pintor favorito… fantásticos regalos que bien encontrados pueden ser maravillosos.

Pero, por ejemplo… que os parece regalar una copia en origami de los atuendos del día de la boda?

O unas joyas hechas a mano con papel reciclado?

O un ramo de flores que jamás se va a marchitar? (DIY próximamente)

O puedes regalarle un vale por un domingo de picnic al aire libre, con mucho campo y muchas flores para hacer volar una cometa hecha a mano…

El 28 de mayo cumplo un año de casada. Y por si Él lee el blog, no os voy a revelar cuál es mi regalo… pero todo llegará!

Un abrazo,

Mar

Candy Bar: el Buffet Dulce


El Buffet de Caramelos es, a mi parecer, el mejor invento desde… ¿los caramelos?

Imagínate una mesa, bien decorada, a tono con el resto del espacio… solo que en ella se encuentra la mayor y mejor selección de caramelos y golosinas y dulces y cupcackes que te puedas imaginar. Y claro, todo a juego con el pastel.

Aunque el CandyBar es una costumbre muy extendida en Estados Unidos, en España ya tenemos a grandes profesionales que crearán hermosos Buffets llenos de color y dulce.

I ahí algunos consejos gratis para que vuestro Buffet de dulces sea un éxito:

  • Elige los colores según la temática de la boda y juega con ellos (sin excederte).
  • Cuida el entorno donde vayas a colocar la mesa. ¡Que no desluzca!
  • No escatimes en golosinas (Esto debería ser el onceavo mandamiento).
  • Colócalos en tarros dónde se pueda ver el contenido. Lo transparente, en cuanto a dulces se refiere… ¡Es sexy!
  • Utiliza elementos ornamentales, que siempre darán un toque de frescura.

Yo quiero uno permanente en mi casa y otro en mi despacho, gracias.

Un abrazo,

Mar

Las Novias de Cibeles. El retorno!


Siento que hayan pasado tantos días desde la última actualización, pero tengo una buena excusa ¡lo prometo!

Hace 4 días me dió por reconstruir el sitio web de Y las Flores: ahora está en Flash y yo lo quería en XHTML. Pues bien… como la página es muy sencillita, decidí, porque soy una mujer fuerte y moderna, que podía hacerlo yo sola, que con tanto tutorial de programación por ahí tirado en la web, seguro que lo sacaba en un fin de semana intensivo. Ejem… pues va a ser que quizá necesite unas semanas… o a un profesional.

Así que de momento, mientras me decido, ahí os dejo la Selección nº2 con mis vestidos favoritos de las Novias de Cibeles.

¿Cuál ha sido vuestro favorito esta vez?

Un abrazo,

Mar

las Novias de la Cibeles


Ayer se inauguró Cibeles Madrid Novias  aquí os dejo una selección de mis vestidos favoritos de los desfiles de ayer:

Ana Torres

Charo Peres

Franco Quintans

Hannibal Laguna

Isabel Zapardiez

Miquel Suay

Rafael Urquizar

¿Cuál es vuestro favorito?

Un abrazo,

Mar

Un DIY con un par… de huevos. (Parte II)


Recoged los huevos de la nevera, que hoy os enseñanremos cómo sacarles provecho!

Vais a necesitar:

  1. Huevos (crudos)
  2. Una aguja
  3. Pintura (Acrílica)
  4. Papel
  5. Boli
  6. Tijeras (o bisturí)
  7. Cajitas (Opcional)

Paso 1: Haced un agujero con la aguja en la parte inferior y superior del huevo.

Paso 2: Caerá por el agujero la clara y la yema, si lo hacéis con tiempo, pordéis ir reservando los huevos a medida que vayáis usándolos. Cuando esté vacío, enjuagad el huevo suavemente y dejad que se seque.

Paso 3: Pintad los huevos según los tonos de la boda o con vuestros colores o dibujos favoritos, depende de para qué los uséis.

Paso 4: Cortad una tira fina de papel, con las tijeras o el bisturí.

Paso 5: Escribid vuestro mensaje.

Paso 6:  Enrollad el papel hasta que sea lo bastante estrecho para introducirlo en el huevo.

Paso 7: Colocad el huevo en el interior de una cajita pequeña. Podéis hacerla en origami o comprarla. Podéis ponerle un poco de paja o heno en el interior de la caja para crear un efecto más auténtico.

Es curioso, divertido y hay que romper el huevo para descubrir el mensaje. ¿Que más quieres? Es una forma muy original para dar las gracias a tus invitados, o para declararte, o para enviar mensajes secretos si estás muy aburrido!

Un abrazo,

Mar

Via: Una Boda Original

Un DIY con un par de… huevos. (Parte I)


Navegando por internet he encontrado la combinación perfecta de DIYs (Do It Yousrself… acostumbraos a esta palabra, que yo soy muy fan!) que aprovecha tanto el interior como el exterior de una docena de huevos.

Este DIY es bastante laborioso, pero simpre podéis organizar una reunión de amig@s y prepararles una emboscada para que os ayuden. Que para eso están.

¡Empecemos! Vais a necesitar:

  1. Cartones de Huevos
  2. Pintura (Acrlica)
  3. Alambre
  4. Botones vistosos (aire vintage)
  5. Cinta verde
  6. Pegamento, tijeras y barniz

Paso 1: Cortad las copas del cartón de huevos con unas tijeras. no importa que sea muy limpio, por que luego le daremos forma. Cortad también los triangulitos que unen las copas.

Paso 2: Dale forma de flor a las copas: flecos, redondeadas, triangulares… dale rienda suelta a tu imaginación!

Paso 3: Pinta las flores con acrílico, usa los colores que más se digan con la decoración general de la boda. Y claro, déjalas secar…

Paso 4: Usa el alambre para hacer dos agujeros en el centro de las flores en las que vayas a poner un botón. Si vas a usar uno de los triángulos, pégalos con la cola y marca bien los dos agujeros.

Paso 5: Introduce el alambre por uno de los agujeros y sácalo por el otro, enrosca el alambre sobre sí mismo para darle grosor al tallo de la flor. (Si vas a usar un botón, una vez hayas pasado el almbre por el primer agujero, ponle el botón y entonces sácalo por el otro agujero).

Paso 6: Envuelve el alambre con la cinta verde desde debajo de la flor hasta el final.

Et voilà! Lo repites unas doscientas veces (por eso es recomendable contar con amigos)  y ya tienes todos los centros de mesa para tu boda.

Mañana, qué hacer con los huevos que te han sobrado de los cartones…

Un abrazo,

Mar

Visto en… Intimate Weddings

Les Cocons. Tocados hechos a mano con mucho amor.


La firma Les Cocons está invadiendo la blogosfera. Y no me extraña. Unos preciosos tocados hechos con mucho amor, que es algo que en Y las Flores nos parece imprescindible.

Elvira Valle, la creadora y diseñadora de Les Cocons, nace en Ferrol de madre modista y padre manitas. Viene de una familia llena de artesanos y se nota que lleva el arte en las venas.

Aunque siempre ha trabajado con sus propias manos, Les Cocons nace en 2007 y desde entonces Elvira ha realizado personalmente cada uno de sus tocados.

Encuentra inspiración dondequiera que esté, pero podríamos decir que en busca de texturas orgánicas, la naturaleza se convierte en su musa favorita y los materiales de las mejores calidades, en su compañero eterno.

Les Cocons tiene un diseño muy femenino y favorecedor,  para todos los gustos. Encontramos en sus últimas colecciones creaciones con aire vintage, romántico o bohemio.

La colección La Valle de Les Cocons (2010) nace como homenaje a la tienda de sombreros que aparece en Cantando bajo la lluvia y que sirve de fondo a una de las escenas más memorables de la historia del cine.

De formas y texturas inspiradas en los elementos de la naturaleza, esta colección está compuesta por pequeños canotiers (sombreros, yo también he tenido que buscarlo) y flores, adornados con plumas, sedas o cristales Swarovski.

En el Año Internacional de los Bosques (2011), Les Cocons lanza la colección Silvana (del derivado latín de selva o bosque), como sincero homenaje a todos los bosques del planeta.

Una colección en la que las plumas, sedas, encajes, piedras y cristal se convierten en aves, insectos, hojas y flores silvestres, dando forma a piezas delicadas en las que el detalle está siempre en primer plano.

Y no solo eso, Les Cocons también hace unos cinturones y bouquets para cuello, tobillo o muñeca que son una divinidad.

Normalmente recibe a sus clientas en su pequeño taller en Vigo, pero ¡tranquila! Puedes encontrar y comprar sus creaciones en su página web, dónde encontrarás sus colecciones, y aquí piezas más sencillas y asequibles.

Les Cocons tiene estilo. Y como esta hecho con mucho amor, se nota.

Un abrazo,

Mar

Y la Boda Real. Realmente.


Después de la sobredosis de Boda Real de ayer, ¿cuantas de vosotras se han levantado con una real resaca?

Ya habréis visto en todas partes los modelitos, pamelas, tocados y otros (porque lo de las hijas de Sarah Ferguson no tiene nombre), así que intentaremos tocar aquí lo que no se sabe de la Boda Real.

Empezaremos por la Abadía de Westminster, que estaba bellísimamente convertida en un pequeño bosque, gracias a media docena de arces silvestres adornados con cintas púrpura. ¿El detalle? Los árboles se replantarán. Se acabó el efecto con diversos centros de flores, autóctonas: sellos de Salomón, azaleas y lilas. La decoración (solo de la abadía, claro) costó 38 millones de dólares… Casi nada.

Como “oficialmente” no era realmente una Boda Real (pues William no es heredero directo a la corona) Catherine y William se permitieron el lujo de colocar a sus amigos en algunos de los mejores asientos de la Abadía. Lo podéis ver aquí:


Las malas lenguas dicen que Camila Parker utilizó un rotulador rojo para tachar de la lista real a aquellas personas que recordarían demasiado a la fallecida Lady Di.

falta en el plano la ubicación de los dos coros que se encargarón de… digamos amenizar la ceremonia.

¡ Y cómo no voy a dedicarle una pequeña mención a la Duquesa!

El vestido sorprendió por su sencillez, con claras referencias a Grace Kelly. Pero como ya os han hablado hasta la saciedad de la creación de Sarah Burton, yo os hablaré del ramo de la novia.

Creado por la diseñadora floral Shane Connolly, la tradición dice que el ramo debe incluir un ramito de mirto del arbusto original plantado en 1845 por la reina Victoria en Osborne House. El ramo de Catherine incluía mirto, liliáceas del valle y jacintos. ¿El detalle? incluía unas flores conocidas en el Reino Unido como “Sweet William” (Dulce Guillermo), una variedad que en español se conoce como clavel de Japón. ¿Qué bonita referencia hacia su maridito, verdad?

Y aunque ha sido un arduo trabajo… he encontrado una fotografía de la mesa en la que se celebró ayer la recepción de la Boda Real. Aunque en la Abadía de Westminster se encontraron 1900 personas, a la recepción solo asistieron 600. ¿El detalle? Se enviaron dos invitaciones separadas, una para la ceremonia y otra para la recepción.

Mucho oro en pimenteros, bandejas y candelabros, frutas frescas (piñas, melocotones o nectarinas y fresas) y unos centros de mesa con diversos tipos y colores de rosas. Hay algo que no me encaja, porque normalmente no se hacen tan altos, para que los invitados tengan, básica y mayormente, campo visual. ¿El detalle? De la recepción y la fiesta se encargó Lady Elizabeth Aston, la prima de la Reina Isabell II, y costó 500.000 dólares.

Durante la recepción, y con un claro guiño a Elton John y a su homenaje a Lady Di, Candle in the Wind, Ellie Gouldin les dedicó a los recién casados Your song.

Para terminar con buen sabor de boca, os dejo estas maravillosas fotos del Real Pastel o Royal Cake, como os guste más… Fiona Cairns, la repostera elegida para hornear el pastel, lo cubrió con crema y glaseado blanco y decorada con 900 flores de azúcar. ¿El detalle? Habían 16 tipos de flores diferentes, todas elegidas por su significado y con referencia a una tradición victoriana.

En resumen… una boda muy normalita, hija: música en la recepción, a la novia la entregó su padre, se casaron, se dieron un beso, se fueron a comer con sus invitados, tomaron pastel, seguramente alguna copa de más y ¡vamos! Todos para casa.

Muy normalita, pero a lo grande, eso sí… es que son Royals.

Un abrazo,

Mar